Estimulación magnética transcraneal sobre la corteza visual induce sensaciones organizadas somatotópicamente en sujetos ciegos

Resumen:
Tras la pérdida de un canal sensorial particular, el córtex deprivado puede ser activado por inputs de otras modalidades sensoriales. No se sabe si la activación del córtex reclutado evoca experiencias subjetivas características de aquel córtex o consistentes con la información sensorial reencaminada . En un estudio previo, sujetos ciegos fueron entrenados para realizar tareas visuales con una unidad de exposición lingüística, una estrategia de sustitución sensorial que transforma exposiciones visuales en estimulación electrotáctil de la lengua. Esta estimulación sensorial de modalidad cruzada activó sus cortezas visuales. Ahora extrapolamos este hallazgo usando estimulación magnética transcraneal para estudiar los correlatos perceptivos de las respuestas plásticas inducidas por el entrenamiento. Se encontró que sujetos ciegos que eran competentes con el dispositivo de comunicación referían sensaciones tactiles organizadas somatotópicamente que se referían a la lengua cuando la estimulación magnética transcraneal se aplica sobre la corteza occipital. No fueron tales sensaciones evocadas mediante entrenamiento, ojos vendados, sujetos control videntes que realizaron la sustitución sensorial igual de bien. Estos datos muestran que la correlación perceptiva en un área dada de la corteza refleja las características de su nueva fuente de inputs sensorial.
Fig.1 Sensaciones en la lengua somatotópicamente organizadas inducidas por EMT sobre las cortezas occipitales en cuatro sujetos ciegos que fueron entrenados para usar sus lenguas para realizar una tarea de moción-dirección visual. Se muestran las áreas de la lengua donde quedaron las sensaciones táctiles tras estimulación con EMT del córtex visual. Los números de las escalas se refieren a la distancia (en cm) desde el inión.
Fig.2 Comparación de las parestesias táctiles inducidas por EMT en dos sujetos que fueron medidos dos veces en un intervalo de dos meses. Como se muestra, se observó un alto grado de similitud cuando los sujetos fueron medidos nuevamente.